Szabo Viktor para Unsplash

La cooperación nos hace evolucionar como especie, ante la incertidumbre, las estructuras jerárquicas basadas en la dirección vertical son demasiado lentas, burocráticas y de visiones limitadas para dar respuesta a las demandas complejas que se nos presentan, donde el conocimiento y la variabilidad de saberes son necesarios. Ya no sirve obedecer ni el «cumplo y miento»; no es rentable que el saber y las decisiones recaigan en unos pocos, es necesario dar voz a quienes realmente hacen que las cosas ocurran.

La evolución que necesitamos en todos los sectores es muy parecida. En la Industria, los Servicios, la Sanidad, la Educación y la Administración, ya no es suficiente que uno piense y los demás obedezcan; ni tampoco que cada uno haga lo suyo y se desentienda de lo que ocurre a su alrededor.

Hoy es necesario pasar del yo al nosotros.

Hay que generar equipos en EVOlución que consideren:

EL SENTIDO

Respondiendo los paraqués de lo que estamos haciendo. El sentido hay que generarlo conjuntamente entre todos los miembros del equipo; hay que comprenderlo, conocerlo y compartirlo para que se convierta en el eje y guía de las decisiones para la acción.

REFERENTES

El Liderazgo EVO persigue la influencia. Para que un líder sea tal, debe ser reconocido por su equipo y aceptado como un REFERENTE; alguien que se interesa por ellos, que les brinda seguridad y conoce sus singularidades; que sabe acompañar a cada uno en función de sus necesidades.

SEGURIDAD

La seguridad es un estado emocional que crea espacio de confianza para construir conjuntamente, para poder ser desde la singularidad de cada miembro del equipo, donde se puede hacer sin miedo, donde el error y la discrepancia serán tratados como una oportunidad evolutiva.

COMPLEMENTARIEDAD

La diversidad es un principio fundamental de la vida: no hay dos seres humanos iguales. Cuando nos reunimos dos o más personas, la variedad de interpretaciones, conocimientos, opiniones y haceres se nos aparece en sus múltiples expresiones.

Cada persona tiene un potencial particular y no podemos esperar lo mismo de todas ellas, por eso debemos ayudar a cada una a desarrollar sus fortalezas y gestionar eficientemente sus debilidades.

REGULADORES

Para lograrlo, el equipo necesita abordar y establecer las maneras de trabajar, acordando los siguientes reguladores:

Definiendo lo propio y lo común, delimitando lo que corresponde a cada miembro y lo que corresponde a todo el equipo; las responsabilidades individuales y las colectivas.

Definiendo y gestionando procedimientos de organización interna que han de ser conocidos, comprendidos, asumidos y aprendidos por las personas que los van a utilizar.

Generando los límites, respondiendo a las preguntas: ¿Qué normas y limites tenemos que aplicar a nuestro funcionamiento como equipo para llegar a lo que hemos definido como objetivo?, y ¿Cómo nos vamos a cuidar mutuamente para poder trabajar disfrutando y llegando al lugar deseado?

RECONOCIMIENTO

Las personas queremos ser valoradas y respetadas por el trabajo que hacemos. El reconocimiento incide directamente en la motivación y productividad, convirtiéndose en el principal factor para alimentar el compromiso de las personas del equipo.

La falta de reconocimiento conlleva la progresiva sensación de invisibilidad.

RELACIONES

La mayoría de los problemas que se generan dentro de un equipo son de tipo relacional. Y es que las relaciones entre humanos nunca han sido fáciles de equilibrar. En el caso de los equipos, como estos son sistemas humanos, se dan todas las condiciones para que las relaciones entre sus miembros sean un eje de atención y preocupación permanente.

Las personas tratan a las demás según como se sienten tratadas. La calidad relacional, es decir, el tipo de relación que tienen los miembros de un equipo refleja el nivel de salud de las relaciones en su interior, y tiene repercusiones en el manejo de los procedimientos y resultados.

DIÁLOGO

Hoy se necesita la inteligencia colectiva. La innovación, el desarrollo y la productividad pasan por saber mantener los diálogos necesarios, por saber suscitar y escuchar opiniones diferentes para luego converger en las mejores decisiones y planes de acción.

La comunicación es el elemento esencial para la colaboración y para avanzar hacia las metas señaladas; por ello, la vida del equipo debe construirse desde el diálogo entre personas que se reconocen mutuamente.

Equipos EVO: Equipos en EVOlución. Joan Quintana y Jesús Mari Iturrioz.

*Estos contenidos son parte de Equipos EVO: Equipos en evolución para gestionar la complejidad e incertidumbre, escrito por Joan Quintana y Jesus Mari Iturrioz. El manual está disponible en librerías en formato físico y digital.
Equipos EVO es, también, una línea de trabajo del Centro de Calidad Relacional.

DESCARGA LA PARTE 1 DE EQUIPOS EVO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.