Joan Quintana Forns | Volver a pasar por el corazón
Fortalezas y potencialidades
Acompañando personas

Relaciones poderosas
Transformando relaciones

Anticipación y acción
Responder a la incertidumbre

Co-inspiración
Ideas y conversaciones para la acción

Volver a pasar por el corazón

Por  el 
12 marzo, 2012

RECORDAR del latín RE- CORDiS. Volver a pasar por el corazón.

Es una invitación a recordar, a volver a pasar por el corazón lo vivido.

Vivimos nuestro presente como un tiempo donde confluye parte de nuestro pasado y nuestra intención de futuro.

foto-volver-a-pasar-por-el-corazonEn nuestro devenir hay MOMENTOS VITALES SIGNIFICATIVOS, momentos que  condicionan nuestra manera de vivir nuestro presente.

Son instantes vividos, son experiencias que nos han hecho incorporar o reconsiderar maneras de ver y hacer, de  percibir personas y hechos.

Momentos significativos que modifican nuestra manera de ver y valorar nuestra realidad próxima, que hacen transformar nuestra vivencia del tiempo y modificar en que lo ocupamos y como lo distribuimos, momentos que nos hacen recuperar personas e incorporar valores.

Momentos vitales significativos que reformulan nuestro existir.

La muerte de la madre y el padre, nos evidencia que ya todo depende de nosotros, un accidente que nos muestra la fragilidad y la insensatez de correr hacia todos los lados sin saber muy bien hacia donde.

El nacimiento de los hijos que nos da un nuevo sentido  a nuestro existir y trascendemos con ellos nuestra propia existencia, pasando a segundo plano retos que hasta ese momento eran centrales para sentirnos útiles y bien.

Momentos vitales significativos que nos hacen modificar creencias, cuando un hijo llega a casa con un tatuaje en el pecho que pone en latín “el pensamiento es libre”, nos pone en evidencia que nuestro hijo no es el que tenemos en nuestra cabeza y el tatuaje no es lo que puede significar  para nosotros y “nuestros fantasmas”. Él vive su vida, que no es la nuestra y nuestra relación tiene que seguir construyéndose desde el amor y la aceptación incondicional.

Un despido o una traición en la empresa en la que hemos dado todo lo  mejor que teníamos, esperando que algún día seríamos reconocidos por ello y porque siempre habíamos pensado que la lealtad y la entrega era lo que haría que fueramos respetados.

La creencia familiar de que una carrera universitaria era garantía de progreso, trabajo y felicidad,  y la realidad económica que nos recuerda que siendo más favorable no asegura nada de lo que nuestros padres creyeron.

Un viaje maravilloso que nos posibilita abrir nuestras creencias y visiones sobre la vivencia del tiempo, sobre la pobreza y la riqueza, sobre la gratitud y la arrogancia y nos hacer distinguir lo esencial de lo superfluo.

Rememorar y reconocer qué momentos vitales son significativos nos ayuda a comprender quiénes somos y porqué sentimos, pensamos y hacemos lo que hacemos.

Son parte de nosotros, no nos determinan pero nos acompañan, nos refuerzan lo que somos o nos recuerdan que podemos ser distintos y que nos tenemos que hacer responsables de nuestro existir.

Al evocar los MOMENTOS VITALES SIGNIFICATIVOS, evocamos la emoción y las personas que están vinculadas al momento vital.

Las emociones que nos reaparecen al revivir los momentos significativos son una muestra de que estamos en constante transformación.
Hay momentos vitales significativos que nos hicieron sufrir y que ahora al recordarlos  nos producen tranquilidad y paz o momentos de gran alegría y que ahora nos producen melancolía.

Somos seres que nos transformamos continuamente, y relatamos lo que vivimos y lo que hemos vivido según el estado emocional que nos rige.

Somos seres que recordamos en cada instante: el corazón necesita recordar para vivir.

 

(Notas del libro RELACIONES PODEROSAS que estoy escribiendo con Arnoldo Cisternas)

2 Comments

el Volver a pasar por el corazón.
  1. karina
    |

    ¡Preciosa foto!

  2. ET
    |

    Precioso. Como la etimología de «misericordia» misere-cordis=mirar con el corazón. Hay que esforzarse, cuando miramos a alguien con el corazón vemos a otra persona, comprendemos, perdonamos, admitimos, flexibilizamos…Especialmente a nuestros padres e hijos, tenemos que mirar más con el corazón.
    Bs

    ET

Escribir un comentario

Tus comentarios son muy importantes. Tu correo no será publicado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies